Posteado por: reyessanjuan | 3 abril, 2013

EMPATÍA, SIMPATÍA, ECPATÍA, ANTIPATÍA

EMPATÍA, SIMPATÍA, ECPATÍA, ANTIPATÍA…
Muchas personas asocian la empatía con la simpatía, un término similar en sonoridad. Y de alguna manera tienen razón pero ahora no vamos a meternos en ese terreno. En nuestras relaciones con lo demás no nos mantenemos objetivos como quisiéramos suponer. Las personas que tenemos en frente nos generan juicios y prejuicios antes incluso de que hablen. Estas emo…ciones serán diferentes según la persona y por eso necesario ser consciente de cómo tratamos y de cómo queremos tratar a otras personas: -Con EMPATÍA: poniéndonos en el lugar, en los zapatos del otro. Preguntarse por las emociones del otro es la manera más próxima de acercamiento. Con SIMPATÍA: tratamos a las personas no sólo cuando hay amistad o amor. También cuando tenemos una buena primera impresión de una persona y por tanto queremos proyectar nuestra mejor imagen. No queremos comprenderla; queremos complacerla y actuamos en consecuencia. – Con ECPATÍA: cuando necesitamos distanciarnos de una persona para evaluar, ser objetivos, también para evitar manipulaciones. En resumen: un proceso mental voluntario de percepción y exclusión de sentimientos, actitudes, pensamientos y motivaciones inducidas por otro (esta habilidad es muy necesaria en nuestro campo). Con ANTIPATÍA: esta forma de relación no tiene utilidad práctica. Responde a nuestro impulso de demostrar desaprobación por una persona. No nos sirve para relacionarnos mejor sino para entorpecer la relación. Nosotros nos vamos a centrar en esta página en la EMPATÍA Y LA ECPATÍA.
Posteado por: reyessanjuan | 3 abril, 2013

LAS EMOCIONES NOS INFORMAN

Podemos darnos permiso para vivir nuestras emociones positivas y negativas.
¿Qué valiosa información nos dan las emociones -?
iCuando nos permitimos entrar y legitimizar nuestras emociones, estas nos aportarán una valiosa información para nuestro bienestar:
  ¿Qué me enseñan estas emociones?,
¿Qué necesidades no tengo cubiertas para sentirme como me siento?”

Posteado por: reyessanjuan | 3 abril, 2013

¿POR QUÉ ES MÁS FÁCIL…?

¿Por qué es más fácil saber qué hacer con los problemas de los hijos de los demás? Casi todos sabemos qué haríamos cuando un amigo/a nos cuenta un problema relacionado con sus hijos. ¿Cómo es posible que ese amigo/a no vea lo que nosotros vemos?…muy a menudo la respuesta está en las emociones. Esas personas están tan sumergidas en las emociones que están sintiendo (miedo, angustia, rabia, tristeza, abatimiento….), que todo esto les impide centrarse en soluciones. A veces es bueno tomar distancia y ver nuestras situaciones desde fuera para poder ver cómo las ven los demás…..

Posteado por: reyessanjuan | 3 abril, 2013

LA TRAMPA DEL MESÍAS

Si el grado de implicación de una persona que se dispone en actitud empática con otra no es correcto, se corre el riesgo de caer en lo que algunos autores llaman la trampa del mesías: amar y ayudar a los demás olvidándose de amar y ayudarse a sí mismo, siguiendo el enfermizo lema: “si no lo hago yo, nadie lo hará”.
Quien está obsesivamente convencido de esto, ha caído en la trampa y también está convencido de que las necesidades de los demás siempre tienen preferencia sobre las propias, dejando que los otros condicionen las propias acciones y descuidándose a sí mismo.

Posteado por: reyessanjuan | 7 marzo, 2013

CONTROL DE IMPULSOS EN NIÑOS

Puedes ayudar  a desarrollar el  control de los impulsos en tus niños a partir de los 3 años de varias maneras:

  • Sugerir palabras que tu hijo puede usar para comunicar cómo se siente. Si tu hijo se enfada mientras juega un juego, anímale a usar palabras para expresar el enojo, como “¡Eso me enfada mucho!” o “¡No me gusta cuando juegas el juego así!”
  • Poner en claro que no se permite hacerles daño a otros. Cuando tu hijo se enfada mientras está jugando un juego y le da empujones o pega a otro niño, apártele del grupo y recuérdele que se prohíbe hacerles daño a los demás.
  • Ayudar a tu hijo a idear nuevas maneras para resolver los problemas. Cuando tu hijo tiene un desacuerdo con otro niño, sugiérele soluciones como turnarse o compartir.
  • Reaccionar al mal comportamiento de tu hijo usando las palabras. Al contarle a tu hija las razones detrás de las reglas y explicarle las consecuencias del mal comportamiento, le ayudas a desarrollar modos internos de controlar su propio comportamiento.
  • Poner el ejemplo del autodominio al hacer frente al estrés o la frustración. Tu hijo aprende muchos comportamientos observándote. Cuando  pones el ejemplo de la auto-disciplina y el autodominio en situaciones difíciles, tu hijo aprenderá a seguir su ejemplo.

 

Posteado por: reyessanjuan | 6 marzo, 2013

SER FUERTE EMOCIONALMENTE

La psicología cognitiva es una forma de terapia que trabaja modificando los pensamientos que tenemos en cada momento frente a lo que nos sucede.
Por ejemplo, si mi pareja  me ha abandonado, puedo pensar: “Me ha arruinado la vida. Ya no podré ser feliz nunca más”…o pensar: “No me gusta nada lo que me ha sucedido pero no es el fin del mundo”.
Son dos diálogos interiores muy diferentes. Uno te destruye y el otro te deja camino a la esperanza.
Ser fuerte emocionalmente es aprender a manejara el segundo tipo de actividad mental.

Posteado por: reyessanjuan | 5 marzo, 2013

UNA CUESTIÓN DE ACTITUD

426572_159040977587035_1251278203_n

Posteado por: reyessanjuan | 5 marzo, 2013

PROTECCIÓN Y SENTIDO COMÚN

“Muchos aspectos de la enseñanza de las capacidades vinculadas al CE van en un sentido contrario a la intuición.

Por ejemplo, la mayoría de los padres sienten que su primera obligación es proteger a sus hijos del estrés, pero proteger a los niños cuando no lo necesitan, hace más mal que bien.”…

Posteado por: reyessanjuan | 5 marzo, 2013

SENTIR

Las personas podrán olvidar
  lo que tu dices,
olvidaran lo que tu haces
pero nunca olvidaran
  como les haces sentir

Posteado por: reyessanjuan | 5 marzo, 2013

CONTROLAR NUESTROS SENTIMIENTOS NEGATIVOS

Una de las cosas más importantes para nuestro bienestar, es tener un buen control sobre los sentimientos negativos que nos angustian.
Lo único que tenemos que conseguir es que las emociones negativas sólo aparezcan cuando son realmente necesarias y no ante peligros inexistentes.
El objetivo del control emocional es detectar esas emociones en cuanto se presentan y además impedir que esas emociones negativas desplazen las emociones positivas.
Es bueno recordar que el bienestar emocional se establece con el adecuado balance entre unas y otras.
Lo que podemos conseguir mediante el aprendizaje de ciertas técnicas es LIMITAR el tiempo en que estas emociones negativas están presentes.
PODEMOS APRENDER A CONTROLAR, NO SU APARICIÓN, SINO SU PERMANENCIA en  nuestra mente y en nuestro cuerpo.

Older Posts »

Categorías

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.